Transporte Público en Berlín

El transporte público en Berlín ofrece un catálogo de posibilidades impresionantes. La red de transportes o BCG, está compuesta principalmente por: S-Bahn o metro ligero, U-Bahn el metro, los autobuses diurnos y nocturnos, los tranvías y los ferries fluviales por el río Spree. La frecuencia del transporte es abrumadora y la puntualidad inglesa. En el caso del S-Bahn y el U-Bahn la frecuencia es de entre 4 y 6 minutos. Los tranvías y los autobuses son un poco más lentos, por durante el día su frecuencia es de 10 minutos máximo.

Estación del U-Bahn en Berlin

Transporte Público Nocturno

El metro U-Bahn y S-Bahn solo circulan hasta las 2.00 de la mañana en los días laborables, mientras que las noches de viernes y sábado se amplían hasta las 3.00.

Los autobuses nocturnos circulan desde las 12.30 hasta las 4.30 am., los domingos circulan hasta las 7.00 am. Se distinguen ya que llevan una “N” seguida de un número que determina la ruta. Su frecuencia es de 30 minutos aunque en algunas zonas tiene una mayor frecuencia.

Autobús nocturno en Berlín

Zonas del Transporte Público

El servicio de transporte público tiene una tarificación por zonas: A, B y C. La zona A, incluye toda la zona centro, aunque es francamente extendida, y es la idea para las visitar turísticas pues incluye el Palacio de Charlottenbug y toda la zona de KuDam.

La zona B circula hasta los límites de la capital. En la Zona B están los concentración o al río Müggel-Spree, Strausberg, el río Havel en Oranienburg, la ciudad de Spandau, la ciudad de Potsdam con el palacio de Sanssouci (Schloss Sanssouci) y Estadio Olympia. También la zona B es la que corresponde al Aeropuerto de Berlín-Schönefeld y de Berlín-Tegel.

Estación S-bahn en Berlín

La zona C traspasa los límites de Berlín hasta unos diez o quince kilómetros, y solamente interesa si pensáis visitar los bosques y lagos que rodean a la ciudad.

Tickets y Precios

La tarifa ordinaria es para adultos y la reducida, para niños de 6 a 13 años. Si viajas con un menor de 6 años, no necesita billete, puede viajar gratis. Se pueden sacar los billetes en cualquier taquilla de estación y en máquinas automáticas por todas las estaciones. En los autobuses podemos comprar el billete al conductor y no necesitamos cancelarlo. Debemos de acceder por la puerta delantera. Si hemos comprado el billete antes de subir al autobús debemos de enseñarlo al conductor y picarlo en la máquina.

Máquinas expendedoras del metro de Berlín

Los billetes una vez comprados deben de cancelarse o picarse en las máquinas de color naranja que hay en los andenes del S-Bahn y el U-Bahn. En los tranvías y autobuses están en su interior de los vehículos. OJO, no os olvidéis de picar, hay muchos revisores y las multas son muy dolorosas.

Existen diferentes tipos de tickets que pueden ayudarnos a ahorrar algo de dinero durante el viaje. Los que decidan compara el Berlin Citytourcard tendrás un 15% de descuento en sus tickets y con la Berlin Welcome Card tendrán incluido el transporte público de la Zona A con su pase totalmente gratis. Eso sí, no os olvidéis de picar los tickets en el primer viaje del primer día, para que no tengáis problemas con los revisores.

La Berlin Welcome Card no incluye el traslado al aeropuerto de Schönefeld y de Tegel, y por lo tanto tendréis que pasar por taquilla para pagar un recargo.

Viajar con la Bicicleta en el Transporte Público

Las bicicletas son bienvenidas en el transporte público de Berlín. Si el viaje es corto y solo implica a uno de todos los medios –autobuses, tranvías, metro- puedes viajar gratis dentro de la zona A. Si la hora es punta y hay mucha gente pueden solicitarte que esperes al próximo tren para contribuir a un mejor servicio. Si vas a viajar utilizando varios medios y por más de dos horas o incluye las zonas B y C, debes adquirir un Short Trip Bicycle Ticket.

Estación del S-Bahn en Berlín

Metro de Berlín: U-Bahn y S-Bahn

El metro en Berlín tiene una antigüedad de 120 años y transcurre por la impresionante cantidad de 731 viaductos. Por Berlín discurren dos vías para el transporte de trenes regionales e interurbanos y otras dos son exclusivas del S-Bahn. Un detalle del que pueden sacar pecho los Berlineses es que poseen uno de los metros con mayor frecuencia del mundo cada 3 o 4 minutos pasa un convoy.

Los visitantes de la ciudad que no quieran caminar mucho han encontrado en el S-Bahn su mejor aliado, porque les permitirá desplazarse de un lugar a otro con rapidez y a la vez ver la ciudad por la ventanilla del metro.

Estación de Bernauer Strasse en Berlín

Ruta con el S-Bahn para conocer Berlín

Empecemos nuestro viaje en HackescherMarkt. Lo primero que nos encontraremos será la cúpula de la Sinagoga de Berlín, más adelante llegaremos a la Isla de los Museos, donde veremos a la izquierda el Museo de Pérgamo y a la derecha el Museo Bode. Después de la impresionante zona de museos pasaremos por Friedrichstrasse una de las calles con más tiendas y animación de Berlín. Sin descanso pasamos por el Río Spree y sin despistarnos a la derecha veremos el Reichstag y el “Band des Bundes“. Lo siguiente es Hauptbahnhof (Estación Central de Trenes) la nueva y moderna estación de Berlín. A mano izquierda la Cancillería Federal en el Barrio Gubernamental y a unos pocos metros el Palacio Bellevue, residencia del Presidente de la República Alemana. En unos segundos estaremos en el barrio modernista de Hansa Viertelfueron creado en el año 1957 para la exposición de arquitectura que se celebró en Berlín. La vista del parque Tiergarten nos anuncia que ya estamos cerca del final de viaje y pronto estaremos en la célebre Estación Zoologischer Garten.

Tranvía de Berlín

Autobuses y tranvías

Muchos turistas optan por pagar los famosos autobuses turísticos, que suelen ser algo caros, aunque ideales para los que no quieran preocuparse por organizar rutas de visitas. También tienen una alternativa más barata las líneas 100 y 200 de autobús son autobuses turísticos y circulan por las zonas más interesantes de la ciudad.

Tranvía en Berlín

Publicado en Que ver en Berlin
Sobre:

Para mí viajar es un acto cultural, una experiencia de vida, es hacer alma. En 2001 hice mi primer viaje de mochilera y en el 2004 fundé viajandopor.com. Desde entonces he dado la vuelta al mundo dos veces, conducido más de 10.000 km. de carretera por los Estados Unidos, tomado más de 30 vuelos en Australia y estado en 25 de los 43 países de Europa.

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario