Venecia con niños

Venecia, un “museo viviente”, puede ser considerada un poco “aburrida” para los niños, con todos esos viejos edificios y monumentos, mientras que las multitudes de turistas pueden ser un poco intimidantes para los más pequeños.

Sin embargo, hay muchas cosas que hacer con los niños en Venecia, que harán de su viaje una experiencia única. Las siguientes sugerencias han sido probadas con niños de todas las edades y procedencias: desde pequeños hasta adolescentes aburridos, y desde niños inquietos hasta jóvenes preadolescentes.

Un paseo en góndola por los canales es una de las primeras experiencias que fascinarán a los pequeños en Venecia. A los niños les encanta explorar los canales secundarios y ver los puentes y barcos por todas partes.

Después puedes ir hacia el Puente de Rialto con tus hijos adolescentes para comprar algunos recuerdos en los mercadillos y puestos cercanos. El puente ofrece unas vistas espectaculares del canal, donde podrán aprovechar a tomarse fotografías para mostrar luego a sus amigos.

Ninguna visita a Italia estaría completa sin probar el típico gelato o helado italiano. Esta delicia es más cremosa y sabrosa que cualquier otro helado que hayan probado, y viene en una increíble variedad de sabores.

El Campanile di San Marco es otro de los atractivos de Venecia para toda la familia. Toma el ascensor hasta la cima de esta torre y disfruten de una vista panorámica de 360 grados de Venecia. Si llegas a tiempo, podrán oír el sonido de la campana (muy fuerte!) cada hora en punto.

Una de las mejores cosas que hacer en Venecia con los niños es visitar la Piazza San Marco. Los niños pequeños lo pasarán en grande persiguiendo a las palomas en la plaza. ¡No te olvides de guardar un poco de pan de la cena para alimentar a las aves!

En los alrededores de la plaza hay un montón de restaurantes y cafés con música en vivo, y aunque son un poco caros, a pocas cuadras encontrarás restaurantes buenos y baratos. Si tienes tiempo lleva a los niños a dar un paseo por la noche, para que vean todo iluminado.

Otra cosa que fascina a los pequeños es tomar el vaporetto o taxi de agua que recorre el Gran Canal de Venecia. Disfruta de las vistas de los hermosos edificios antiguos y palacios que bordean los lados, y aprovechen a visitar las islas cercanas.

Una de las islas que niños y adultos disfrutarán por igual es la isla de Murano, donde podrán ver demostraciones de soplado de vidrio en alguna de las fábricas, así como comprar algunos de estos trozos de cristal de colores. También hay un Museo del Cristal que se pueden visitar, junto con un montón de pequeñas tiendas que venden baratijas y cafés al aire libre.

También les recomendamos pasar una tarde explorando la cercana isla de Burano. Esta pintoresca isla es hogar de casas pintadas con variados y brillantes colores, con macetas de flores y tejas de madera. Los niños se divertirán explorando los canales más pequeños y cruzando las pasarelas. Allí se encuentra el Museo del Encaje, donde podrán descubrir cómo se hacen estas bellas piezas artesanales.

A finales de primavera y en verano, es casi obligatorio pasar una mañana o una tarde, o incluso un día entero, jugando en una de las playas de Lido, una isla a la que se llega en autobús acuático, y que se encuentra a pocas paradas de la Plaza de San Marcos. Desde San Nicolò (la parte más septentrional de Lido) a Alberoni (la punta más al sur), la isla ofrece un gran número de playas, restaurantes, heladerías y hasta alquiler de bicicletas para aquellos que quieren disfrutar de una salida más activa.

Para los niños un poco mayores, el tour Secret Itineraries Tour of the Doge’s Palace les permitirá ver algunas de las habitaciones y pasillos secretos del Palacio Ducal. En el tour podrán ver también el Puente de los Suspiros, las prisiones y las salas de armas.

Publicado en: Que ver en Venecia

Soy una enamorada de las culturas, de los viajes, de la geografía y de la gastronomía… me encanta escribir y así prodigar las maravillas de este mundo tan grande y sorprendente en la red.

Lo que se dice en Google+, comenta tú también!

Deja un comentario