El hostal de mis sueños!

¿Cómo es el hostal de mis sueños? Supongo que podría hacer como muchas personas y unir partes de los mejores hostales de mis viajes… pero yo ya me he alojado en el hostal de mi sueños! Y hoy os lo voy a contar…

El hostal de mis sueños se encuentra en la última planta de un edificio histórico en una conocida ciudad de la Toscana. El edificio por fuera emana elegancia y sus detalles art-deco son maravillosos. Una enorme puerta antigua de madera nos recibe y un elegante descansillo nos da cobijo de la lluvia. Avistamos el antiguo ascensor de hierro forjado y subimos.

Una vez arriba un amable recepcionista nos da la bienvenida. Este es un hostal muy peculiar con su propio funcionamiento… les gusta recibir a los huéspedes y llevarlos hasta la puerta de su habitación primero, una vez que te encuentras cómodo y descansado… puedes pasarte cuando quieras para hacer el check-in.

Nuestra habitación era de ensueño! Completamente decorada con colores cálidos y cuadros con girasoles… era nuestro propio trocito de la Toscana! A pesar de ser un hostal con un precio muy razonable, nuestra habitación es un pequeño dúplex, en la parte de abajo hay una cama grande con un cabecero de madera y una puerta que conduce a un lavabo muy rococó… También hay un armario que huele a pino por dentro. Las escaleras con peldaños al aire conducen a un pequeño altillo de madera donde hay un sofá muy cómodo, una TV y un equipo de música. Lo encendemos y Vivaldi inunda todo el espacio!

Nos sentamos a respirar aquel aroma a primavera que entraba por la ventana, pronto nos dimos cuenta que en el mesa de café había un servicio de té y unos amarettis caseros. Fue un momento delicioso! ya que era algo tarde, así que decidimos instalarnos dar un paseo por la ciudad y volver pronto a la cama.

Sabíamos que el desayuno estaba incluido en el precio de la habitación, pero se nos había olvidado preguntar dónde los servían. Me levanté temprano y me vestí en silencio… no lo quería despertar… tenía esa cara de estar soñando con algo maravilloso! Abrí la puerta de la habitación y allí estaba en una bandeja nuestro desayuno, con una nota que ponía: «BUONGIORNO, vi aspettiamo in terrazza!»

En la bandeja había una panera con tostadas y croissants calientes, mantequilla, mermelada casera, una jarra con leche y otra con café, zumo, fresas en un cuenco y otras varias cosas para preparar el desayuno perfecto!  Decidí despertarlo y nos encaminamos con la bandeja a la terraza… para llegar allí teníamos que cruzar la recepción, pasar a través de un salón común con una enorme biblioteca llena de libros en todos los idiomas y ascender por una pequeñas escaleras… al principio la luz nos cegó pero pasado el momento la vista nos dejó sin habla… toda la ciudad estaba a nuestros pies, esperándonos para desayunar! Fue sorprendente!

Mientras tomaba mi té, respiraba aquel aire con aroma a girasoles, lo miraba y miraba la ciudad… Sentí como un sentimiento de paz me invadía… En ese momento me desperté, estaba en casa, había estado soñando con ese viaje a Toscana de la semana que viene!

Esta entrada ha sido escrita para participar en el concurso «HostelBookers busca el hostel de tus sueños» de Hostelbookers y el TBMCatSur.

Deja un comentario