Iglesia de la Memoria, Berlín

La zona de KuDam hasta 1989, era el escaparate del oeste, una zona concurrida de tiendas con el primer centro comercial de Alemania, el KaDeWe. Fue Bismarck mismo quien ordenó la ampliación del Kurfürstendamm en 1880. Siguiendo el modelo de París los artífices de esta avenida fueron creando un bulevar de 53 metros de ancho y 3,5 km de largo, donde también más tarde se levantaría una iglesia neorrománica al estilo de la catedral de Colonia.

Iglesia de la Memoria Berlín desde el Zoo

La Iglesia de la Memoria  o Kaiser Wilhelm-Gedächtniskerche fue construida entre los años 1890 y 1895 por el arquitecto Franz Schwechten. La iglesia está dedicada a Guillermo I ganador en la Batalla de Sedan en 1870 contra Napoleón.

Iglesia Kaiser Wilhelm-Gedächtniskerche Berlín

El edificio original acabó prácticamente destruida durante la Segunda Guerra Mundial, quedando en pie únicamente la torre con el techo totalmente agujereado. Después de largos debates se llegó a la conclusión de mantener la torre en su estado -reducida a 53 metros, de los 75 originales- y construir una nueva iglesia que la integrara en su composición. La reconstrucción corrió a cargo del arquitecto Egon Eiermann. En el interior destacan las vidrieras de un azul muy intenso, que proporcionan una luz curiosa e inspiradora sobre la planta octogonal de la iglesia.

Dirección

Breitscheidplatz, 10789 Berlin, Alemania.

Horario

Lunes a sábados de 9.00 a 19.00. Domingos abierta para culto.

Visitas Guiadas

Hay visitas guiadas gratuitas cada día, a las 13.15, 14.00 y 15.00 de Martes a Jueves y 10.15, 11.00, 12.00 13.15, 14.00 y 15.00 los Lunes, Viernes y Sábados.

Transporte Público

Lo mejor para ir a la zona de Kudam es tomar el U-Bahn, líneas U1 y U9, hasta la parada de Kurfürstendamm. También podéis tomar los autobuses 109, 110, 204, 249, M19, M46, N1, N2, N3, N9, N10 y X10.

Precio de la Entrada

Gratis.

Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo Berlín

Torre de la Iglesia de la Memoria Berlín

Torres de la Iglesia de la Memoria Berlín

Deja un comentario