Le Marais el barrio de moda de Paris

Le Marais es uno de los barrios más famosos de París, que debe su fama a la vibrante vida nocturna y la energía que transmite cuando se camina por él. Si puedes reserva un día para conocer Le Marais, el barrio de moda en París.

También te puede interesar: 10 Cosas Gratis que hacer en París

La zona es también conocida como el distrito de la creatividad y la innovación, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de observar sitios únicos, así como las últimas tendencias en moda y artes.

Una cosa es cierta: no puedes irte de París sin visitar las pequeñas callejuelas medievales de Le Marais, animadas por bares, restaurantes, hoteles, boutiques, tiendas de diseño, antiguos almacenes, joyerías, enotecas, galerías de arte y museos.

El barrio ofrece las vistas más similares de cómo era el París medieval, y cuenta con más edificios pre-revolucionarios y calles intactas que cualquier otra área de la ciudad.

El mejor lugar para empezar a explorar la zona es en la Bastilla, la gran fortaleza que vio el comienzo de la Revolución Francesa el 14 de julio de 1789. Aunque no queda nada del histórico edificio original, podrás ver una columna gigante en el centro, que conmemora dos revoluciones de mediados del 1800.

El edificio más llamativo del lugar es la Opera, construida por Mitterand en un controvertido y fallido proyecto de llevar la ópera a las masas.

La Place des Vosges, considerada por muchos como la plaza más hermosa de París, también se encuentra en la zona. Construida por Enrique IV, pronto se convirtió en una de las zonas más exclusivas para vivir. Inclusive el mismo Napoleón la consideraba la joya de París.

Sin embargo, durante el siglo XIX la mayor parte de la aristocracia había abandonado el barrio y la zona fue tomada por comerciantes, inmigrantes, vagabundos, artesanos, artistas y judíos.

Para quienes deseen ver la altura de su grandeza pasada, el Museo Carnavalet (23 rue de Sévigné) está lleno de la historia de París y es digno de visitar – aunque sea un poco confuso – porque además es de entrada gratuita.

La rue Saint-Antoine, en el centro, es quizás el lugar más maravilloso del barrio, un sitio donde se puede caminar a lo largo y tentarse con las tiendas de pastelería o cualquier otra cosa imaginable.

La pequeña plaza de Santa Catalina es uno de nuestros lugares favoritos; ve allí por la noche y te sorprenderás con la agradable atmósfera de esta pequeña plaza, rodeada de apartamentos y antiguos árboles gigantescos, con la tenue luz amarilla de las farolas filtrándose a través de las hojas.

Hay varios bares y pequeños restaurantes alrededor del perímetro de la plaza, donde puedes sentarte a comer algo o simplemente tomar una copa de vino.

Si se quieren alojar en un hotel de precios razonables y de gran calidad, el barrio de Marais tiene una alternativa formidable. El precioso Hotel boutique Les Jardins du Marais, en la rue Amelot en el corazón del barrio.

Deja un comentario