Museo del Hombre París

“Si alguna vez vas a París […] debes ir a visitar el Museo del Hombre, una colección de curiosidades únicas que han inspirado a muchos genios” este pequeño fragmento es parte de una larga conversación que se repitió durante gran parte de mi infancia, así como las lecciones de geografía en las que mi padre decía al azar nombres de países, que pocos sabrían poner sobre el mapa, y yo recitaba sus capitales y sus países vecinos. Pocos años más tarde iría a París casi cada año durante cinco veranos, pero nunca visité aquel museo, puede que por la clásica rebeldía adolescente.

Esta pequeña nota autobiográfica, espero sirva de aperitivo para las sucesivas historias que os contaré relacionadas con el Museo del Hombre en París, Francia.

Museo del Hombre. Historia e Historietas

El Musée de l’Homme es uno de esos lugares que guarda en su haber una lista interminable de anécdotas que ilustran el París del siglo XX, haciendo su propia historia casi más importante que la de su colección. El museo es una de esas visitas que requiere una explicación previa o de lo contrario, puede llegar a ser interpretado como racista o desfasado, en vez de genial y atractivo.

Museo del Hombre en el Trocadero

El lugar que inspiró a Picasso, Matisse y Brâncuși

Fue en este museo donde Picasso vio sus primeras máscaras africanas, que luego retrataría en las “Señoritas de Aviñón”, causando el repudio de toda la crítica. Más tarde, el malagueño se obsesionaría con el arte ibérico y participaría en el famoso “robo de las estatuillas” del Museo del Louvre junto con Apollinaire y el secretario del poeta. ¡Como véis hay mucho que contar!

Hoy en día, el Museo del Hombre de París dista mucho de aquel escaparate o muestrario de las diferentes culturas y etnias del mundo que inspiraron con su “arte primitivo” a un joven Pablo Picasso y a un experimentado Henri Matisse a transformar la pintura, a un visionario Constantin Brâncuși a cambiar la escultura para siempre. Tras una impresionante reforma que duró siete años, en 2015, el museo volvió a abrir sus puertas esta vez provisto de toda la tecnología posible para explicar, ilustrar y cautivar con su colección al público asistente. El nuevo museo pretende demostrar que se aleja de las concepciones racistas y quiere enseñar el mundo, en su totalidad y en todo su esplendor sin clasificaciones o niveles.

¿Conocéis la historia de la “Venus Hotentote”?

Algunas de las historias del pasado del Musée de l’Homme de Paris no tienen tanto glamour y pueden generar recelo. Este es el caso de la famosa Venus Hotentote, también conocida como Sara Baartman. Esta mujer de la tribu de los Hotentotes, una rama de los bosquimanos ㅡsi aquellos del dilema con la botella de Coca Cola en la película “Los dioses deben estar locos”ㅡ fue traída a Francia a principios del siglo XIX para ser exhibida como una atracción de feria.

Tras su muerte, algunas partes de su cuerpo fueron expuestas en el Museo del Hombre hasta 1974. En 2002, fue el año en que Nelson Mandela logró un acuerdo y repatrió el cuerpo de la bosquimana para darle una sepultura digna y convertirla en un símbolo contra la esclavitud.

Hoy en día, el museo cuenta con una cantidad de momias y esqueletos en su colección, pero todos ellos han sido donados legalmente y suponen un testimonio importante de algunas culturas y civilizaciones ya inexistentes. Aunque no todos son tan antiguos, el cráneo de Descartes, también se encuentra en la muestra.

Musée de l'Homme en el Trocadero

¿Dónde está el cráneo de Descartes?

Descartes falleció en Suecia, tras ser requeridos sus servicios por la Reina Cristina en 1650. Allí, contrajo una neumonía y falleció, por lo que sus restos permanecieron en el país escandinavo durante varios años hasta ser repatriados y realizar un recorrido de lo más rocambolesco por varias iglesias y diferentes sepulturas. En todo ese periplo, los huesos se redujeron a cenizas y se volvieron irreconocibles. Sin embargo, la calavera nunca constó entre los restos.

En 1821, un químico sueco compra el famoso cráneo que termina por formar parte de la colección del Museo del Hombre de París, abierto en 1937 como sucesor del Museo de Etnografía del Trocadero, una de las mejores exposiciones en la impresionante oferta de la Exposición Universal de 1878.

El Palacio de Chaillot en el Trocadero

El Palais Chaillot sustituyó el antiguo Palais du Trocadéro creado para la Exposición Universal de 1878. Bueno más que reemplazarlo, tomo las dos alas neoclásicas de la antigua estructura y tras demoler la zona central la sustituyó por la famosa terraza sobre los Jardines del Trocadero, lugar predilecto de locales y turistas para fotografiar la Torre Eiffel.

El edificio ubicado en la colina del Trocadero fue construido en estilo Art-Deco, como el también conocido Palacio de Tokio donde se aloja el Museo de Arte Moderno de la Villa de París, y decorado con estatuas de diferentes artistas, además de frases del famoso poeta francés Paul Valéry. En su interior se alojan cuatro instituciones culturales, en el ala sur están el Museo del Hombre y el Musée National de la Marine, en el ala este se encuentra la Cité de l’Architecture et du Patrimoine que también incluye el Musée National des Monuments Français, y justo debajo de la terraza se encuentra el Teatro Nacional Chaillot.

El nuevo Museo del Hombre

Tras su renovación la arquitectura exterior del museo se ha mantenido, pero el interior ha sido totalmente transformado. El símbolo estructural de este cambio es el Atrium, un enorme espacio de luz que actúa como módulo distribuidor entre las galerías de exposiciones temporales, los pabellones de colecciones y el Café Lucy. Este último, el restaurante del Museo del Hombre, es uno de los grandes atractivos actuales de la institución gracias a su esmerado menú y sus espectaculares vistas sobre París.

Las colecciones del Museo del Hombre

La colección del Musée de l’Homme ha sido reducida, pues todos los objetos relacionados con etnología fueron enviados al Musée du quai Branly – Jacques Chirac al otro lado del Sena, los objetos de la cultura y las civilizaciones mediterráneas pasaron a formar parte del Museo de las civilizaciones de Europa y del Mediterráneo (MuCEM) en Marsella, y las colecciones botánicas fueron trasladadas al Jardin des plantes de Paris, que a su vez forma parte del Muséum National d’Histoire Naturelle.

Con esta distribución, el Museo del Hombre ha podido centrarse y exponer en su totalidad su colección exclusivamente dedicada al estudio de la evolución humana desde el punto de vista prehistórico, biológico, social y cultural. Tras la reforma la colección quedó dividida en varias secciones:

Antropología Biológica

Considerada una de las más diversas colecciones sobre la materia con casi 30.000 piezas, entre las que se cuentan fósiles de Cromañón y Neandertal, 63 momias completas de Latinoamérica y Egipto y 360 esqueletos de personajes famosos.

Antropología Cultural

Esta zona del museo se centra en el estudio de la relación entre el hombre y su hábitat, focalizándose en dos áreas: etnología y etnobiología.

Prehistoria

Esta colección está centrada en el estudio de restos de homínidos y su entorno, así como, en la información obtenida de la flora y la fauna de la que estaban rodeados. La colección también incluye muestras de arte rupestre y herramientas de sílex provenientes de las diferentes excavaciones en Les Eyzies-de-Tayac-Sireuil (Dordogne, Francia) conducidas por el Profesor H. L. Movius de la Universidad de Harvard conjuntamente con el Museo Nacional de Historia Natural.

También se pueden ver objetos obtenidos en excavaciones por las regiones del Magreb y del Sahara que ilustran el paso de las sociedades cazadoras-recolectoras a los primeros asentamientos humanos en el siglo IX a.C. Finalmente, este tema se completa con una colección de polen de las más destacados del mundo.

Museo del Hombre. Precios y Horarios

El Museo de l’Homme tiene un horario semejante al resto de los museos de París, de miércoles a lunes de 10 de la mañana a 6 de la tarde, ininterrumpidamente. ¡Si! se trata de uno de esos raros museos que permanencen abiertos los lunes en parís. Los martes de todo el año el museo permanece cerrado al público. El precio de la entrada de 12€ y el pago de la entrada es obligatorio, ya que este museo no se encuentra dentro de los museos de la ciudad de pago voluntario. Eso sí, tienen muchas opciones de entradas a precios reducidos y también se encuentran dentro del Museum Paris Pass, que os recomendamos comprar para ahorrar en vuestra pŕoxima visita a París.

Deja un comentario