Museo Guimet de las Artes Asiáticas en París

No es obligatorio visitar el Louvre en cada uno de tus viajes a París. El museo más popular del mundo puede resultar abrumador… mi primera vez la recuerdo como un recorrido vertiginoso a través de la historia del arte y las culturas… fue una locura comí un bocadillo de pie entre sala y sala, casi ni puedo recordar lo que vi. La segunda vez, decidí hacer una selección previa de mis favoritos y ver el ala Sully, especialmente las salas de arte egipcio.

Caminando por entre los sarcófagos, vasijas y estatuillas, me sorprendí al ver que una gran parte de los objetos egipcios pertenecieron a la colección del Musée National des Arts Asiatiques de Paris. Así que, me apunté este museo para mi siguiente visita a París y me quedé maravillada con una exposición temporal sobre kimonos y con sus colección de budas coreanos.

¿Quien fue Emile Guimet?

Emile Guimet fue un industrial francés, pero sobre todo fue un hombre enamorado de Egipto que decidió iniciar su propia colección de objetos relacionados con las religiones del Oriente Medio, Europa y Asia. Guimet se dedicó a viajar durante una década por Egipto, Grecia, Japón, China e India recolectado una enorme cantidad de piezas que en el mercado de hoy tienen un valor incalculable.

Esta colección se mostró por primera en 1879 en Lyon, tierra natal y residencia de E. Guimet, pero en 1889 sería trasladada a la actual sede del museo en París, un enorme palacete en las proximidades del Trocadero, colindando con el innovador Palais de Tokyo, el Palais Galliera, Musée de la Mode de la Ville de Paris, y la lujosa Fondation Pierre Bergé – Yves Saint Laurent.

Museo Guimet de las Artes Asiáticas en París

La Colección Guimet

Esta cercanía con el famoso palacio erigido para la Exposición de 1878 no era casual, el Palacio del Trocadero alojaba el famoso Museo de Indochina abierto en 1882. La colección de arte procedente del Imperio Angkor (actualmente repartido entre los países de Tailandia, Laos, Camboya, Vietnam, Birmania y Malasia) era totalmente compatible con la Guimet y su cercanía no hacía otra cosa más que crear un polo de atracción para los amantes del arte asiático. Estos no sólo debían visitar los dos museos en el distrito de Passy (16º arrondissement) sino acercarse a la ala abierta a finales del siglo XIX en el Louvre y dedicada a piezas de arte chino y japonés.

Con el paso de los años la colección Guimet fue cambiando, adentrándose cada vez más en el aspecto artístico y dejando de lado el interés religioso. Dos grandes adquisiciones demuestran esta tendencia; la primera fue la de los objetos traídos por Charles Varat de Corea y la otra colección de arte tibetano de Jacques Bacot.

Hoy en día dicha colección está formada por 45.000 objetos procedentes de Afganistán, la zona de los Himalayas, Sudeste Asiático, Asia Central, China, Corea, India y Japón. Así como la colección de textiles donados por Krishnâ Riboud, la muestra de sonidos y músicas tradicionales asiáticas creada por Philippe Stern y una sorprendente recopilación fotográfica de los archivos personales de grandes exploradores, viajeros y coleccionistas franceses cuyas piezas engrosan la colección del museo.

¿De dónde procede la Colección Guimet?

El Museo Nacional Guimet de las Artes Asiáticas en París está ligado de por vida a la historia de grandes hombres, que como su fundador E. Guimet, se enamoraron de Asia durante sus viajes y quisieron acercar estas maravillas del arte y a la cultura a París, para ser apreciados por todos influyendo para siempre en el carácter multicultural de la ciudad. El primero de esos grandes nombres es el del mecenas Charles Varat, quien visitó Corea durante el declive del budismo y su período de independencia, lo que le permitió sacar legalmente piezas enormes en las que se incluyen figuras de Buda de incalculable valor histórico.

Otro de los grandes nombres asociados a la colección Guimet es el del Tibetólogo Jacques Bacot. Este donó a la colección importantísimas pinturas y bronces que trajo de sus expediciones al Tíbet entre 1904 y 1908. Bacot fue uno de los eruditos que dedicó gran parte de su carrera al estudio de los antiguos manuscritos tibetanos de Dunhuang, descubiertos por Paul Pelliot, otro de los grandes hombres relacionados con el Museo Guimet de París, Francia.

El Museo Guimet se declara lugar de importancia nacional

En 1927, tras la muerte de Guimet, la colección pasa a formar parte de los Museos de Francia y dispondrá en su haber de muchos de los objetos obtenidos por Pelliot en la expedición por la región conocida como Turquestán (actualmente repartida entre la región autónoma china de Sinkiang y los estados independientes de Kirguistán, Turkmenistán, Tayikistán, Uzbekistán, Kazajstán y Afganistán). También se incluirán lo colectado por Emmanuel-Édouard Chavannes durante su encargo diplomático en China entre 1889 y 1893.

El arte egipcio se va a El Louvre

En 1945 la dirección de los Museos de Francia decide agrupar todo el arte egipcio en el Louvre, tal como lo podemos ver hoy en el Ala Sully. A cambio el Musée National des Arts Asiatiques de Paris recibe toda la colección de arte de Camboya del resto de los museos adscritos a la institución. En la segunda mitad del siglo XX la institución se afianzará adquiriendo colecciones, recibiendo donaciones y convirtiéndose en el museo más importante de arte asiático de Europa.

Museo Guimet de las Artes Asiáticas en París

Hôtel Heidelbach y el Panteón Budista

En 1955, el Museo Guimet de las Artes Asiáticas recibe el edificio cercano para ampliar su zona expositiva y poder sacar del depósito gran parte de sus colecciones. Se trata del Hôtel Heidelbach, un palacete parisino diseñado por el arquitecto René Sergent en 1913 y que su dueño Alfred Samuel Heidelbach dejara en herencia al estado, junto con una importante colección de muebles que se expone hoy en día en el Musée des Arts Décoratifs.

En 2001, se instala el famoso Panteón Budista en el Hôtel Heidelbach. Se trata de un conjunto de 250 obras japonesas, recolectadas por Emile Guimet durante su viaje en 1876 a Japón. En 2015, el grupo escultórico volvió al edificio principal del Museo de Guimet de París, en la Place d’Iéna. En su lugar se impulsó la construcción de un Pabellón de Té en el jardín del Hôtel Heidelbach, que hoy constituye uno de los principales atractivos del museo.

Jardines del Hôtel Heidelbach

El jardín del Hôtel Heidelbach tiene 450 metros cuadrados de área verde y una de las mayores variedades botánicas de París. Desde el inicio fue diseñado para contrastar con el clásico jardín francés, ofreciendo una concepción del orden más aleatoria y una formulación del espacio mucho más minimalista siguiendo los preceptos de los jardines japoneses.

Pabellón Japonés del Té

Desde, 2001 se instaló en el jardín un auténtico pabellón del té japonés tipo Soan, diseñado por Masao Nakamura y creado por el maestro carpintero Yamamoto, siguiendo los principios de Sen Rikyū, considerado el creador de la actual ceremonia del té japonesa. Si de verdad quieren vivir una experiencia única en París, no se pierdan la ceremonia que se lleva a cabo cada día en el Museo Heidelbach.

Biblioteca del Museo Guimet de las Artes Asiáticas

La Biblioteca histórica del Musée National des Arts Asiatiques Guimet está ubicada dentro del Palacio Guimet, en la Place d’Iéna. Fue construida junto con el palacio e inaugurada en 1889. De estilo neoclásico, este hermoso salón está inspirado en el Pantheón de Roma y contiene en sus anaqueles una de las mayores colecciones de pergaminos y libros asiáticos de Francia y del mundo, así como una importante muestra de libros europeos del siglo XVII y XIX. Uno de los temas más recurrentes es el budismo, pero también se pueden encontrar libros ilustrados japoneses del período de Edo, tibetanos, tablillas de la dinastía Qing, textos en Urdu y fragmentos de los Manuscritos de Dunhuang.

¿Qué hacía Mata Hari en el Museo Guimet de París?

Desde su construcción Guimet concibió la biblioteca no sólo como espacio de estudio, sino también como un teatro en donde se hacían presentaciones y ceremonias sagradas que demostraban su interés y el de la sociedad parisina de la época por las culturas asiáticas y sus religiones. De hecho, es en esta biblioteca en marzo de 1905, la famosa espía, bailarina y cortesana holandesa, Mata Hari debutó en París. Hoy en día, en la biblioteca se realizan exposiciones temporales y en ocasiones especiales como la Nuit Blanche o la Noche de los Museos actuaciones musicales o performances.

Museo de Ennery

El Musée D’Ennery Paris es la tercera locación del Museo Nacional de las Artes Asiáticas. Se encuentra bastante alejado del Museo Guimet de las Artes Asiáticas y del Hôtel Heidelbach, en las proximidades del Bois de Boulogne como la Fondation Louis Vuitton. Se trata de un palacete al estilo hôtel particulier, en donde se aloja una extraordinaria colección compuesta por 3.000 piezas de sorprendente valor artístico y cultural que pertenecieron al filántropo, novelista, periodista y coleccionista francés Philip Adolphe d’Ennery. Entre ellas destacan una muestra de porcelana japonesa netsuke y un conjunto de obras de Oriente Medio.

Colección del Museo D’Ennery

En el legado monsieur Ennery y su esposa se impone con una condición, que era que los objetos de la colección permanecieran en la casa familiar de París (actual Museo de Ennery de París) y que su posición dentro del conjunto se mantuviera. Así pues, esta colección no sólo tiene un valor pieza a pieza, sino que también supone un testimonio del carácter del coleccionista francés, del gusto por lo fantástico y lo exótico de la sociedad francesa y la gran relevancia del comercio entre Francia y Oriente durante el siglo XIX.

¿Cuál es el horario del Museo Guimet de las Artes Asiáticas?

Tanto el Museo Nacional Guimet de las Artes Asiáticas en Francia como su extensión el Musée Heidelbach abren todos los días, permaneciendo cerrado solo los martes como algunos otros museos en París, en horario de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Por su parte el Musée D’Ennery sólo se puede visitar con reserva previa y visita guiada gratuita cada sábado a las 11:30 de la mañana.

Entradas y Pases de Museos de París

La entrada es combinada y permite el acceso a la colección de ambos museos, así como, a las exposiciones temporales, al jardín y al restaurante, por el mismo precio. La entrada combinada también permite visitar el museo una segunda vez, de forma gratuita, en los quince días siguientes a la compra. También existe la posibilidad de ahorrar comprando sólo la entrada a la colección, sin acceso a las exposiciones temporales, que incluye el gratuito de la audioguía. El Museo Guimet de París, Francia, está incluído en el Paris Museum Pass, que ofrece por una tarifa diaria acceso a más de sesenta museos en toda la ciudad.

Deja un comentario