Museo Rodin de París

El Museo Rodin en París es uno de esos lugares que muchas guías de viajes recomiendan y la mayoría de la gente pasa por alto. Yo lo atribuyo a la popularidad que tuvo la exposición itinerante de Rodin durante la restauración del museo de París y que se convirtió en un top ventas de la cultura por todo el mundo. No se dejen engañar, este museo va más allá de esa pequeña puesta en la muestra itinerante. Se trata de uno de los museos monográficos más importantes de la ciudad, después del Picasso Paris Museum. Y si a ello le sumas el entorno incomparable de un palacete francés del siglo XVIII, éste se convierte en un must-to o un imprescindible de cualquier viajero de visita en París.

Museo Rodin. Arquitectura e Historia

El Musée Rodin se encuentra alojado en un antiguo palacete de 1732 llamado Hôtel Biron, ubicado en la intersección de la céntrica rue de Varenne y el Boulevard des Invalides. Este hôtel particulier tiene una larga e interesante historia que os vamos a contar. Se construyó en estilo rocaille o rocalla haciendo un especial énfasis en el diseño de un gran jardín, para hacer de esta residencia urbana un lugar de descanso según las instrucciones de Jean Aubert. El arquitecto real contratado por el rico financiero Abraham Peyrenc de Moras y promotor de la casa en 1727.

Posteriormente, la casa será alquilada y reformada por diferentes inquilinos hasta que en 1753 lo adquiere Louis-Antoine de Gontaut-Biron. El mariscal Biron le da forma definitiva a esta preciosa residencia, centrando sus esfuerzos en el diseño del jardín. Tras la muerte de Biron, la casa fue ocupada por la Santa Sede, la misión diplomática de Rusia y hasta una escuela de la orden del Sagrado Corazón.

De 1905 a 1919 el Hôtel Biron se convierte en residencia para artistas e intelectuales, entre ellos Jean Cocteau, Henri Matisse, Isadora Ducan, Clara Westhoff, Rainer Maria Rilke y por supuesto Auguste Rodin y Camille Claudel. Es el propio Rodin el que intercede ante el Estado, para que efectúe la compra del inmueble transformándolo en un museo, usando como aliciente la donación de toda su obra y material.

Rodin y el Hôtel Biron

El Museo Rodin en París, Francia, fue inaugurado en 1919, afianzando y perpetuando una relación simbiótica que ya existía entre el Hôtel Biron, sus jardines y el obra de Rodin. Hoy en día, resulta inconcebible pensar en esta colección sin su lugar de ubicación. La nueva sala “Rodin en el Hôtel Biron” reconstruye el taller de Rodin. Podemos ver el biombo tras el que se ponían las modelos, el escritorio en estilo Louis-Philippe del artista, una recepción para compradores, objetos decorativos de la colección del escultor y una importante muestra de borradores y modelos.

Otra de las salas expone la colección de pinturas de Rodin; ésta es el fruto de numerosos intercambios del escultor con otros artistas de su tiempo. Entre los casi 200 cuadros destaca Belle-Île de Monet, ademaś de varios cuadros de Van Gogh. Todas las pinturas componen un retrato de la atmósfera artística de finales del siglo XIX y principios del XX y del período conocido como la Belle Epoque.

El jardín del Museo Rodin

Las tres hectáreas de jardín del Musée Rodin conforman uno de los espacios más deliciosos de toda la ciudad de París. Se trata de un jardín francés que combina parterres, alamedas, rosaledas y zonas boscosas transitadas por caminos en perspectiva con la casa y esculturas monumentales.

¡El jardín es como una galería al aire libre! Desde 1993 existen dos recorridos temáticos el “Jardín de Orfeo” y el “Jardín de las Fuentes”, ambos en torno a una escultura de Rodin. “Orfeo implorando a los dioses” preside la zona este de un jardín que combina zonas de vegetación floral y rocalla. En el oeste, pequeños lagos y caminos sinuosos articulan un paseo en torno a “El pensador” y la “Puerta del Infierno”.

Los visitantes también podrán disfrutar de la Galería de los Mármoles en su paseo por el jardín. Se trata de un espacio en el que se exponen piezas descartadas, ensayos y maquetas talladas por otros escultores bajo la dirección de Rodin en su propio taller. Esta galería retrata la tradición de los grandes talleres escultóricos de comienzos del siglo XX.

Café del Museo Rodin

El Café del Musée Rodin está ubicado en los jardines. Se trata de una construcción de nueva factura que crea un ambiente ideal para la relajación y el placer de la mesa. El menú es algo sencillo, se trata de la típica oferta de los restaurantes de los museos en París. Sin embargo, el lugar es tan bonito que hasta los bocadillos saben a gloria rodeados de tanta belleza. El café tiene un horario independiente del museo, solo abre para el desayuno hasta las 10:00 de la mañana y luego para las cenas a partir de las 19:00h sin horario de cierre oficial.

La Capilla

Añadida en 1820, la capilla es uno de los lugares más hermosos del Museo Rodin en París. Esta pieza del Hôtel Biron se construyó durante su época como colegio para chicas gerenciado por la orden del Sagrado Corazón. Se trata de un diseño del arquitecto Juste Lisch quien diseñara muchas de las actuales gares o estaciones de trenes de París.

Construida en diseño neogótico, el edificio recuerda a las iglesias francesas del siglo XIII aunque algo transformado, pues el techo ha sido sustituido por una enorme cristalera para crear una de las más hermosas galerías de los museos de París. En la actualidad, la capilla acoge las oficinas administrativas del museo, una cafetería, la tienda y la zona de exposiciones temporales.

La Tienda del Museo Rodin

La Tienda del Musée Rodin es uno de esos lugares en los que cualquiera puede volverse loco comprando maravillas. Tienen muchos libros y una gran cantidad de objetos con representaciones de las obras de Rodin en ellos, ¡todos monísimos!

Hôtel Biron sede el Museo Rodin de París

Museo Rodin. La Colección

La colección del Musée Rodin está compuesta por varias muestras que se relacionan entre sí. La parte principal y más importante la constituyen las obras emblemáticas de Auguste Rodin creadas en su propio taller y también en el taller de Albert-Ernest Carrier-Belleuse, donde trabajó en sus comienzos. En torno a esta muestra de escultura, con gran valor en sí misma, giran las colecciones de dibujo, estampas, cerámica y fotografía.

Las pinturas y obras de la antigüedad provienen de la propia colección del escultor. Algunas de las pinturas son obras de artistas contemporáneos a Rodin y que obtuvo a través de intercambios, como Claude Monet, Vincent Van Gogh, Edvard Munch, Eugène Carrière y John Singer Sargent. Las obras de la antigüedad provienen de Egipto, Grecia, Roma y Oriente Extremo.

El museo también cuenta con un amplísimo archivo que documenta la vida de Auguste Rodin y la escena artística de su época. La biblioteca tiene 25.000 documentos que se pueden consultar y disfrutar en la precioso sala de lectura del museo.

Las esculturas de Rodin

Con el paso de los años, la colección ha pasado de ser una muestra de las maś importantes de las obras del escultor, a exponer una gran cantidad de modelos, ensayos y trabajos inéditos en yeso. La colección simboliza un completo recorrido por la obra de Rodin y la personalidad del artista. Además de la sala que emula el taller del escultor, el museo cuenta con la sala de las artes gráficas en donde se exponen 8.000 dibujos, 1.000 grabados, 11.000 fotografías, y 60.000 piezas que ilustran el proceso de creación de Rodin, sus pasos, como funcionaba su taller y mucho mucho más…

Rodin era un magnífico dibujante, la técnica no es sólo un medio para el estudio de las esculturas, también sirve como expresión en sí misma. En la colección se pueden apreciar estudios anatómicos, temas mitológicos y retratos de amigos.

Seamos francos todos los que viene al Museo Rodin en París, vienen a ver “Le Penseur” o “Monument à Balzac”. ¡Normal! son dos de las piezas más importantes de Rodin. Hay nueve obras que no te puedes perder en este museo: La edad de bronce, la Puerta del Infierno, El Beso, Las tres sombras, La Danaide, La mano de la Creación, Las bañistas, el Caminante y la Catedral.

Esculturas más importantes del Museo RodinEl Pensador de Rodin

Muchos no saben que “El pensador” representa a Dante. La obra originalmente se llama “El poeta”, tiene sentido ¿no?. Fue creada como parte de la decoración del tímpano de la Puerta del Infierno en una alegoría al papel del autor de la “Divina Comedia”. La figura gustó tanto que se separó del conjunto y se hicieron varias copias todas con finalidad funeraria. La que está hoy en el museo es la que adornaba la entrada del Panteón de París y también podréis ver otra en uno de los mausoleos del Cementerio de Laeken en Bruselas.

La Puerta del Infierno en el Museo Rodin

Esta obra fue un encargo para el artista en 1880 que hicieran las autoridades de la ciudad para decorar la entrada del Museo de las Artes Decorativas en París. El encargo contemplaba una puerta que representara el poema de Dante, la Divina Comedia. La obra nunca fue terminada, Rodin dedicó el resto de su vida a mejorar la obra constantemente. El actual estado de la puerta corresponde al dejado por el escultor tras su muerte en 1917.

El beso en el Museo Rodin de París

¡No, no se trata de Klimt! sino de otra de las figuras ideadas para decorar el tímpano de la Puerta del Infierno, que posteriormente se separó y amplió para ser expuesta en solitario. Esta hermosa representación de Paolo y Francesca, los eternos amantes del segundo círculo del Infierno de Dante, fue encargada por el gobierno francés aunque el encargo tomó mucho más de lo previsto y nunca se instaló fuera del propio museo.

La edad de bronce

Esta figura pedestre fue el primer encargo importante de Rodin durante su estancia en Bruselas. La escultura causó un escándalo con su exactitud en los detalles anatómicos creando la idea de que el artista lo había vaciado sobre el modelo humano original. El gran revuelo causado, aunque desmentido con pruebas gráficas, le valió a Rodin el encargo de la Puerta del Infierno.

El caminante

“El caminante” simboliza el comienzo del camino emprendido por Rodin a partir de 1900 hacia una escultura liberada del peso del tema y más enfocada en la reproducción fidedigna del cuerpo humano. La figura eran dos piezas de estudio para una figura de San Juan Bautista que se unieron posteriormente.

Las tres sombras

Esta es otra de las figuras que se zafaron de la Puerta del Infierno, fueron originalmente diseñadas para presidir la entrada antes de la frase “Vosotros que entráis, abandonad toda esperanza”. De la pieza destaca especialmente la torsión de los cuerpos en una postura totalmente tortuosa muy expresiva.

Monumento a Balzac en el Museo Rodin

La controvertida figura de Balzac fue un encargo de la Société des gens de lettres para honrar al gran novelista francés. El carácter vanguardista para el público de 1898, de la representación causó tal revuelo que el encargo se anuló y no sería hasta la muerte de Rodin, años después, que la figura se vació en bronce. Se hicieron tres copias, la primera se expone en el Boulevard Raspail, el segundo en Japón y el tercero aquí en el Musée Rodin.

La catedral

Esta inspiradora figura de dos manos derechas creando un espacio contenido, repleto de tensión es una de las más artísticas de Rodin. La pieza también simboliza la pasión del escultor por las manos, una zona de la anatomía humana que representó increíblemente.

La obra de Rodin en las calles de París

Los amantes de “El beso” pueden disfrutar de esta escultura fuera de los museo de bellas artes y del museo Rodin, tomando un paseo por el Jardín de las Tullerías. También podéis ver el Monumento a Balzac, una de las copias, junto a la Plaçe Pablo-Picasso.

La colección de obras de Camille Claudel

Camille Claudel fue la compañera y amante de Rodin durante casi toda su vida. Esta magnífica escultora desarrolla su obra bajo la influencia del art-nouveau y el expresionismo abstracto. Claudel entra como aprendiza en el taller de Rodin y pronto se convierte en su mano derecha, una persona a la que consultarle todo. El escultor la convierte también en modelo de muchos de sus dibujos y estudios de la anatomía humana. Entre las obras de Claudel que no debéis dejar de ver en el Museo Rodin de París están Vertumno y Pomona, las dos versiones de La Edad Madura y Cloto.

villa des Brillants sede del Museo Rodin de Meudon

¿Dónde está el Museo Rodin?

El Museo Rodin de París se encuentra ubicado en el centro la ciudad junto a Les Invalides y al otro lado del Puente Alejandro III donde están el Grand Palais y el Petit Palais. El museo está ubicado al final de la famosa Rue de Varenne, en el cruce con el Boulevard de Les Invalides. Esta avenida es una de las más concurridas por instituciones culturales netre las que se cuentan el Musée du quai Branly y el Musée d’Orsay.

Museo Rodin en Meudon

El Musée Rodin tiene dos sedes, la segunda se encuentra en Meudon, una ciudad de las afueras de París. La villa des Brillants fue parte del legado de Auguste Rodin; la adquirió en 1900. La residencia recibió a muchas y singulares visitas durante la vida del escultor. Hoy en día, el museo ofrece un recorrido por la vida y obra de Rodin en torno a la figura del taller de escultores.

Museo Rodin. Horarios y Precios

El Museo Rodin abre todos los días de Martes a Domingo de 10 de la mañana a 17:45 de la tarde. Este es uno de los museos que cierra más temprano en todo París, así que estar atentos y no dejarlo para última hora, pues el recorrido os tomará al menos dos horas. Además, el jardín cierra a las 5:00 p.m. durante el otoño y el invierno.

El Museo Rodin de París ofrece diferentes entradas dependiendo del tiempo y el interés de los visitantes. Si sólo queréis pasear por el jardín podéis comprar un ticket más barato que sólo permite el acceso a esta zona. Si sois grandes fans de la obra de Rodin, podéis comprar la entrada combinada del Museo de Rodin de París y el de Meudon por un precio reducido.

El Paris Museum Pass incluye la entrada al Musée Rodin de París y también el de Meudon. Los menores de 25 años entran gratis en el museo y también los estudiantes hasta 30 años y los profesores siempre que puedan demostrar que enseñan arte, historia del arte, arqueología, bellas plásticas y artes aplicadas. Las personas en paro también entran gratis.

Deja un comentario