Avignon: la ciudad de los Papas

Avignon tiene mucho que ofrecer y así lo han considerado durante años los millones de viajeros que se han planto frente a sus murallas. La antigua ciudad de los Papas es una de las grandes veteranas del turismo en la nueva ruta del TGV/Renfe de Barcelona a Marsella, pasando por Nimes, Beziers, Narbona y Perpignan. Aviñón está a  3 horas 40 de Barcelona y 6 horas 30 de Madrid con el TGV, mucho más cerca y mucho más cómodo.

foto panorámica del Place du Palais

Esta fue una ciudad importante desde sus comienzos en el Neolítico, pero su episodio más señalado es la mudanza de la corte papal a sus predios. En 1309, Clemente V decidió mudó la curia de Roma a Avignon. Esta mudanza supuso un impulso para el comercio, la economía y el desarrollo de esta ciudad propiedad del papado hasta la Revolución Francesa. El patrimonio que resta de los casi cien años como sede papal es extraordinario y único; al menos así lo opina la UNESCO que ha declarado casi toda la ciudad Patrimonio de la Humanidad.

La ciudad tiene un carácter solemne y bohemio a la vez, y un ambiente mucho más francés que sus vecinas Nimes y Arles. Es una ciudad relativamente joven. Tiene un núcleo universitario importante y la mayoría de los estudiantes viven dentro del recinto amurallado, que antiguamente vivió esplendor del papado romano. Los bares, restaurantes e iniciativas artistas abundan en las calles del casco antiguo Avignon, todos en dialogo constante con la increíble estructura patrimonial. Un buen ejemplo de esto es la rue des Teinturiers donde aún se conservan las ruedas que movían el agua del canal donde se lavaba y tenía la ropa en tiempos medievales, y donde se hoy se da lugar el proyecto rue pARTagée #4 que agrupa talentos artísticos y gastronómicos.

varias fotos de la rue pARTagée #4 en Avignon

Que ver en Avignon

Una de las cosas que más sorprende de Avignon son las varias maneras que hay para descubrir la ciudad. Además de caminar y perderse por las calles del intrincado casco antiguo, se puede tomar un tren que te lleva por toda la ciudad y un barco que te muestra la perspectiva desde el Ródano. La mayoría de los monumentos y los museos de Avignon se agrupan en un sistema llamado Avignon Passion. Se trata de un pasaporte que te da descuentos especiales en las entradas y que se obtiene gratuitamente en el Palacio de los Papas.

Palacio de los Papas

Nueve Papas habitaron en este palacio, aunque sólo dos –Benito XII y Clemente VI– se dedicaron a construirlo y ampliarlo. Conviene tomarse tiempo para la visita, pues las 25 salas, los tres patios y las exposiciones en ellos son muy interesantes. Todas las visitas guiadas por el edificio son en francés, así que lo mejor es contratar la audioguía y dejarse llevar por sus interesantes historias.

Panorámica de la Plaza del Palacio y el Palacio de los Papas en Avignon

Puente de Saint-Bénezet

Esta estructura medio derruida fue el único paso sobre el Ródano entre Lyon y el Mediterráneo. El puente supuso un gran negocio para Avignon entre los siglos XIII y XVII. En el centro se alza aun hoy, la capilla dedicada a Saint-Bénezet, cuya leyenda está ligada a esta estructura. Se dice que el santo patrono, acarreó el mismo las piedras fundacionales del puente, dotado de una gran fuerza divina y siguiendo el mandato de dios. Aunque ruinoso, el puente tiene las mejores vistas del palacio y una exposición interactivas sobre su construcción francamente interesante.

Panoramica del Puente de Saint-Bénezet y el Palacio de los Papas

Museos de Avignon

En Avignon se puede disfrutar de más de 3.000 obras de arte repartidas entre sus múltiples museos: la Colección Lambert, el Museo del Petit Palais, el Museo Calvet, la Colección Lapidaire, el Palacio del Roure, el Museo Requien, el Museo del Monte de Piedad, el Museo Angladon y la Fundación Louis Vouland. La mejor época para visitar la ciudad, si estás interesado en el arte y en el teatro es durante el Festival de Avignon, que se celebra anualmente en el mes de Julio. Con sus casi setenta años de trayectoria, este es uno de los festivales de teatro más importantes del mundo.

Habitación y baño Novotel Avignon Centre

¿Dónde dormir en Avignon?

En Avignon os recomiendo alojaros en el Novotel Avignon Centre. Este novísimo hotel tiene todas las comodidades que se pueden desear, además de un gusto impecable en la decoración y distribución de las habitaciones. Nos sorprendió la alta tecnología con la que estaban dotadas las habitaciones, con enchufes para todo tipo de electrónicos.

El Novotel Avignon Centre tiene una ubicación insuperable a 5 minutos caminando de la Estación de Trenes de Avignon y a 10 minutos del centro. El hotel también cuenta con piscina, hamman y restaurante.

Aïoli en el Restaurante Balthazar en Avignon

¿Dónde comer en Avignon?

Además de ser un edificio muy interesante cubierto por un muro vegetal o jardín vertical creado por el  famoso Patrick Blanc, el Mercado de Les Halles de Avignon es el núcleo de la actividad gastronómica en la ciudad. Cada sábado a las 11 de la mañana se realiza la “La petite cuisine des Halles”, un workshop dirigido por los chefs más importantes de la Provenza de manera gratuita.

Aula, mercado y también centro de degustación, el mercado central de Avignon tiene varios restaurantes donde podrán probar los manjares locales. No podéis abandonar la ciudad sin probar el famoso aïoli, un plato con una variedad de pescados, mariscos, caracoles y verduras acompañado de la famosa salsa al-i-oli. En Avignon hay muchísimos restaurantes, os costará elegir de entre tan amplia selección, pero el mejor aïoli lo tomamos en Balthazar, junto a la Place des Corps Saints.

Deja un comentario