Que ver en 1 día en Berna

Berna, la hermosa capital de Suiza, es una de las pocas ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No sólo es una ciudad hermosa, flanqueada por colinas y el río Aare; también es un lugar histórico, con un casco medieval formado por pintorescas calles empedradas y antiguos edificios que datan del siglo XV.

Si solo cuentas con un día para conocer Berna, empieza por el lugar de adoración más grande de Suiza, la Münster, una magnífica catedral medieval de piedra arenisca. Luego que admires la arquitectura y las esculturas, sube los escalones de piedra de la torre y disfruta de una vista panorámica de la ciudad.

Que ver en Berna

Desde la Münster dobla a la izquierda hasta una plataforma conocida como la Senkeltram, desde donde podrás descender hasta el nivel del río. Una vez abajo, gira a la izquierda y camina a lo largo de Schifflaube y Gerberngasse, donde te sentirás transportado a un tranquilo pueblo medieval.

Justo antes del puente Nydeggbrücke, trepa por la escalera de madera que está a nivel de la calle y dirígete al oeste, de nuevo al centro de la ciudad. En el camino a la Zytglogge podrás ver algunas de las 11 ornamentadas fuentes renacentistas de Berna.

Probablemente la caminata te abra el apetito, por lo que te recomendamos almorzar en el fascinante Café Littéraire, que en el segundo piso de la librería Stauffacher (Neuengasse 25) ofrece un menú delicioso en un ambiente tranquilo y sofisticado.

Dedica la tarde a la cultura visitando el Museo Histórico de Berna, un universo dedicado a Albert Einstein quien, mientras trabajaba en la Oficina de Patentes en Berna en 1905, vivió su «año maravilloso» en el que formuló su teoría de la Relatividad Especial. Incluso para los no científicos, el museo resulta relativamente fascinante. Y para los amantes del arte, no deben dejar de ir al Centro Paul Klee.

Que hacer en Berna

Berna es una ciudad de compras chic, con más de 6 kilómetros de galerías comerciales que bordean el sector de la Ciudad Vieja. Aprovecha lo que queda de la tarde para ir de compras a las calles Spitalgasse y Marktgasse, donde se encuentran los centros comerciales más importantes de la ciudad, o a las calles de Bundesplatz, Bärenplatz, Plaza del Parlamento y Münstergasse, conocidas por sus artesanías, flores, alimentos y mercados de pulgas.

Para una despedida a lo grande, disfruta de una cena en el restaurante Kornhauskeller (Kornhausplatz 18), que está ubicado en una cámara subterránea debajo de un antiguo granero, te hará sentir como si estuvieras cenando en una catedral. Otras opciones para cenar o comer bien en Berna son: Restaurant Bellevue Grill y Restaurante Sous Le Pont, este último especialmente dedicado para mis amigos veganos.

2 Comments

  1. juan 5 marzo, 2013
    • Veronica 5 marzo, 2013

Deja un comentario