Beziers: la ciudad en la montaña

Béziers se encuentra en el departamento de Herault, en Languedoc-Rosellón, entre Narbona y Montpellier. Es una de las grades desconocidas de la ruta TGV – Renfe incluida en las tres líneas, con destinación Marsella, Lyon y París.

Opacada por sus vecinas Perpignan, Narbona y Carcassonne, esta atractiva ciudad se alza en una colina a los pies de uno de los muchos puentes de piedra sobre el río Orb. Los predios a los pies de la colina se consideran uno de los mejores territorios vinícolas de Francia. Béziers contrasta por ser una ciudad más moderna y menos turística, su mayor atractivo está en lo alto de la colina donde se ubican la Catedral y el casco antiguo.

Vista de Beziers desde las esclusas de Fonserannes.

Que ver en Béziers

La mejor manera de conocer Béziers es perderse por sus calles para disfrutar de la arquitectura, las tiendas y los cafés… para los que prefieran algo más estructural la Oficina de Turismo de Béziers tiene cuatro rutas organizadas que puedes seguir. Sea cual sea la ruta que toméis, no os olvidéis de visitar las dos plazas de toros de la ciudad. La primera de la época romana y la segunda al estilo español del siglo XIX usando edificios de viviendas.

Además de su patrimonio arquitectónico, la ciudad alberga cuatro museos. Le Musee des Beaux Arts que exhibe en la solariega mansión Hotel Fabregat una colección de pinturas con obras de Decamps, Degas y Rodin. Le Musee des Beaux Arts en el majestuoso Hotel Fayet donde expone una interesante colección de esculturas del artista local Jean-Antoine Injalbert. Le Musee du Biterrois con una muestra variada de objetos que van desde la Prehistoria hasta nuestros días. Finalmente Le Museum d’Histoire Naturelle.

Catedral de Saint Nazaire

La Catedral Saint Nazaire se yergue en lo alto de la colina desde su construcción en el siglo XII. Este edificio tiene una apariencia bastante inusual, con ángulos muy marcados e interesantes torres de castillo. Cuenta con un precioso claustro del siglo XIV y un bonito Jardín Obispal con excelentes vistas sobre el valle.

Jardín obispal, basílica de San Aphrodise, Catedral de Beziers y claustro

En Béziers abundan las iglesias, al noreste de la catedral y frente a la Plaza de la Madeleine, está la Eglise Sainte Madeleine, un poco más abajo en la colina nos encontramos la Iglesia de Saint-Jacques, cuyo atractivo estilo romano data en parte del siglo XII.  También tenemos la curiosa Basílica de San Aphrodise, construida sobre la tumba del santo patrón de la ciudad que según cuenta la leyenda llegó a lomos de un camello desde Egipto.

Allées Paul Riquet

Bautizada con el nombre del creador del célebre Canal du Midi, esta larga explanada arbolada es el centro de la animación y la vida en Béziers. Repleta de tiendas, cafés y galerías, siempre hay algo que ver en Allées Paul Riquet. En uno de los extremos encontramos el Théâtre à l’Italienne, un edificio muy interesante del siglo XIX, y en el extremo opuesto el precio jardín o Plateau des Poetes.

Théâtre à l'Italienne en Beziers

Las esclusas de Fonserannes

También conocidas como las Nueve Esclúsas, este segmento del mítico Canal du Midi permite a los barcos salvar una distancia de 21,5 metros de desnivel, en una distancia de 300 metros en horizontal. Esta magnífica obra de la ingeniería fluvial se puede visitar fácilmente y no hace falta esperar demasiado para verla en funcionamiento, pues el cruce de Fonserannes es uno de los más populares del canal.

Las esclusas de Fonserannes en Beziers

¿Dónde dormir en Béziers?

Béziers fue nuestra primera experiencia con los hoteles Appart’City y no pudo ser mejor, tanto que hemos vuelto varias veces en otras ciudad. Para conocer más de cerca nuestra experiencia en el Appart’City Beziers, lee este post.

¿Dónde comer en Béziers?

Seguramente os sorprenderá la cantidad de restaurantes que hay en Beziers, especialmente en la parte alta de la ciudad. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar los manjares que salen de la parrilla de Chez-toi Chez-moi (32, rue Viennet). Ya sea en verano, en su pequeña terraza a pie de calle, o en invierno, calentados por las llamas de su chimenea, todo lo que aquí se prepara tiene un gusto exquisito a leña. No dejes de probar el parmentier de pato, los especiados pinchos al estilo kebab o la rillete de salmón. Y de postre una créme brulée al aroma de violeta, tarta tatin o peras al vino. Chez-toi, chez-moi es un local fantástico que te da la oportunidad de degustar la cocina de la zona a un buen precio.

Chez-toi Chez-moi Restaurant en Beziers

Para las calurosas tardes de verano en Béziers, os recomendamos tomar la merienda en la Brasserie du palais, en la Place de la Revolution. Aquí podrás encontrar desde tremendos y grandes postres de helado hasta crujientes y deliciosas crêpes, pasando por la bebida típica del sur, agua con sirope de fruta, un refresco suave y ligero que te quitará la sed al instante. Entre los siropes, podrás escoger desde los típicos sabores de limón o fresa hasta otros de fragancia floral, como el de violeta, menta o vainilla. Y por supuesto, también podrás hacer un alto para comer o cenar una de sus recomendables y completas ensaladas por un precio muy económico. El servicio es cordial.

Deja un comentario