Restaurant Meinl am Graben, Viena

A pocos pasos del Catedral de Viena, el restaurante Julius Meinl am Graben abrió sus puertas como una empresa de catering para los Habsburgo en 1862, y desde esa época se ha mantenido como la tienda de alimentos gourmet más elegante de Viena, así como uno de los mejores y más conocidos lugares para comer de la ciudad.

Restaurante Julius Meinl am Graben

Graben, 19. Viena, Austria.
Tel. 5 32 33 34 60 00
Abierto de lunes a miércoles de 8.30 a.m. a 12 p.m. – de jueves a viernes de 8 a.m. a 12 p.m. – sábados de 9 a.m. a 12 p.m.
Cocina contemporánea

Lo primero apreciable del Meinl am Graben es su terraza sobre la calle Graben, donde se sirve comida cada día ininterrumpidamente. Fuera de las horas estipuladas aquí se pueden comer bocadillos, platos fríos, ensaladas y la más esquisita repostería mientras se disfruta viendo a la gente pasar. En la planta baja, también hay un pequeño conditoriem interior en donde disfrutar de la ciudad sin ruidos y especialmente calentito durante el frío invierno austriaco.

Comparten la planta baja, el conditorien y la tienda de delicateses. Una de las mejores de la ciudad, ideal para comprar algún souvenir gourmet, o adquirir esa botella de vino con la que impresionar a los amigos de vuelta en casa.

En el primer piso encontrarás un salón acogedor, con banquetas de color anaranjado y madera oscura. Las mesas que dan a las ventanas tienen vistas impresionantes sobre la ciudad. El chef del Restaurante Meinl am Graben, Joachim Gradwohl, que ha sido varias veces galardonado con el título “Cocinero del Año” en Austria.  Permite que el atento personal te guíe con su experiencia y encanto a través de un menú que cambia a diario y que ofrece lo mejor de la cocina de autor.

Para los más selectos también está el  Meinls Weinbar donde podrás disfrutar de una extensisima carta de vinos, catas dirigidas y de paso degustar algunos de los más exquisitos tentempiés de la ciudad. Finalmente, para aquellos que estén buscando una experiencia diferente tienen el Meinls Sushi-Bar, considerado uno de los mejores restaurantes japoneses de la ciudad.

Así que ya ves, en Julius Meinl am Graben puedes empezar el día con un desayuno de gourmet, regresar más tarde para un almuerzo de rabo de buey con burrata, hígado de ganso asado con diente de león marinado, y luego volver por la tarde para una merienda con la mejor repostería austriaca y finalmente degustar una creación única como el conejo en salsa de mostaza de Dijón con nabos y polenta para la cena.

Deja un comentario