Ruta por el Berlín de la RDA

Esta ruta bien podría llamarse, un paseo por el Berlín dividido, pero hemos decidido llamarla Ruta por el Berlín de la RDA y poner el acento en la zona oriental. La RDA o República Democrática Alemana, también llamada DDR en alemán, fue el nombre oficial del territorio alemán ocupado por la URSS y que se extendió desde 1949 hasta 1990, detrás del Muro de Berlín. Su contraparte fue la República Federal Alemana o RFA. Ambas se unirían en el proceso conocido como reunificación alemana, dando lugar a la actual Alemania.

Entrada al museo de la DDR en Berlín

Museo de la RDA

El primer lugar a visitar es el Museo de la RDA o DDR (Karl-Liebknecht-Strasse, 1) donde podrás conocer mucho mejor todo este proceso político y territorial. Aquí dentro se guardan objetos cotidianos que marcaron la vida de los habitantes de la RDA, como: tejano soviéticos, televisiones, uniformes, raciones alimentarias y hasta coches! También puedes simular que vives bajo el régimen soviético, sentándote cómodamente en un salón con micrófonos ocultos colocados allí por los espías de la Stasi.

Exposición del museo de la RDA en Berlín

El museo es ideal para toda la familia, los niños se divertirán probándose la ropa y conduciendo los típicos coches del Este, los Trabi o Trabant, por las calles del Berlín. El Museo de la DDR está justo sobre el río Spree, en la parte baja del canal, a espaldas de la Catedral de Berlín. Esta atracción turística está abierta diariamente, de Lunes a Domingo de 10.00 a 20.00 y los Sábados de 10.00 a 22.00. El precio de la entrada es de 6€ por la entrada general y 4€ por la entrada reducida, para portadores de la Berlin Welcome Card y niños. Se ofrecen visitas guiadas pero sólo para grupos.

Conduciendo un Trabi en el Museo de la RDA de Berlín

No muy lejos de aquí está el famoso Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más duro entre los dos lados de Berlín. En los alrededores les recomendamos visitar el Mauermuseum y también el Asisi Panorama. Esta maravillosa atracción es una de las mejores maneras de entender como era vivir en la ciudad dividida por el muro de la vergüenza.

Vestido de uniforme en el museo de la RDA

Para continuar la ruta tome el U-Bahn, línea U5 hasta Schillingstrasse. Al bajarse estará usted sobre la famosa Karl-Marx-Allee. Antes de comenzar a caminar por una de las avenidas más anchas del mundo, tómese un tentenpie en el famoso Café Moskau.

Café Moskau Berlín

Karl Marx Allee

La Avenida Karl Marx o conocida actualmente por Karl-Marx-Allee es un largo boulevard con estilo moscovita que conduce a la Alexanderplatz. Una avenida llena de edificios paquidérmicos que recuerdan a los tiempos del Berlín separado por el muro. Les recomendamos caminar a lo largo de esta enorme avenida y experimentar la sensación de ser una hormiga, hasta el Museo de la Stasi.

el atardecer sobre la Karl Marx Allee

Museo de la Stasi

El actual Museo de la Stasi (Ruschestrasse, 103) fue la antigua sede de este organismo de espionaje y seguridad. La Stasi fue la policía secreta de la antigua RDA, responsable de muchas desapariciones y del encarcelamiento de muchos inocentes.  Los cuarteles de la Stasi fueron asaltados por la población de Berlín en 1990, en el conocido como “asalto a la Normannenstrasse”. Hoy en día este edificio es un centro de investigación en torno a la DDR, que cuanta con una sala de exposiciones con documentos y fotos. También se puede visitar la antigua oficina del jefe de la Stasi… por un momento serás un espía!

Museo de la Stasi en Berlín

Para llegar al museo además de caminar, lo mejor es tomar el U-Bahn, línea U5 hasta Magdalenenstrasse o el S-Bahn, líneas S8, S9, S41, S42, S46 y S85 hasta la parada de Frankfurter Allee. El horario de apertura es de Lunes a Viernes de 10.00 a 18.00, Sábados y Domingos de 12.00 a 18.00. El precio de la entrada es de 5 euros para adultos y 4 euros la entrada reducida.

Exposición del museo de la Stasi Berlín

Si os habéis quedado con ganas de caminar y conocer un poco más, pasaros por el Parque Treptower y el Monumento al Ejército Soviético.

Deja un comentario